La automatización de la facturación electrónica para personas morales con grandes volúmenes de ventas les da ventajas importantes como evitar que los procesos sean manuales, lo que puede, durante temporadas altas, entorpecer la dinámica de venta y atención al cliente. Existen en México empresas de tamaño mediano y grande que aun hoy, siguen facturando con procesos de facturación manuales, lo que genera cuellos de botella y problemas que les restan competitividad frente a competidores mucho más ágiles en este sentido.

En ocasiones las empresas no ven a la facturación como un proceso critico de su operación ya que al estar enfocados otros procesos como marketing, distribución o ventas, se pierde el foco del porque la facturación es importante y cómo ésta puede afectar inclusive la experiencia de sus clientes en el proceso de compra.

Una plataforma de facturación electrónica automatizada, debe tener una capacidad de respuesta rápida. Todas las empresas tienen la misión de crecer y en el crecimiento se debe pensar en sistemas abiertos evitando a toda costa los sistemas restrictivos, ya que la tecnología que usan hoy, probablemente sea la misma que utilicen durante mucho tiempo y la correcta integración con los sistemas de administración y facturación actuales, no sólo facilitará la integración con plataformas CRM o RP de cualquier otro fabricante, sino que esa característica aporta datos para entender mejor a sus clientes.

Existen sistemas que tienen que ver con procesos de negocio de las empresas que van desde las PyMES hasta los grandes corporativos que, si no son suficientemente abiertos o con capacidades de compatibilidad y escalabilidad, representa en términos reales, un encarecimiento de las inversiones iniciales, lo que las hace poco rentables en el mediano y largo plazo. El entorno empresarial actual es muy cambiante y si como empresa no tenemos la capacidad de adaptarnos e integrarnos a otros sistemas, es probable que se generen problemas innecesarios que pongan en riesgo el plan de crecimiento de nuestra empresa.

Muchas organizaciones buscan e integran a sus sistemas, plataformas muy económicas que al final del día entregan poca calidad, tienen errores de programación de origen y terminan siendo más caro su reemplazo; adicionalmente, estas fallas generan retrasos y hasta multas por faltar a los compromisos tributarios que el Sistema de Administración Tributaria exige a todas las empresas.

La función del contador en los últimos 15 años con la facturación electrónica y en general con las nuevas tecnologías de la información alrededor de la informática administrativa, ha crecido en importancia. El contador en el pasado, tenia que ver a detalle aspectos de los procesos administrativos de las empresas que en lugar de hacerlo un actor trascendente en el delineado de políticas fiscales dentro de la empresa, mejores prácticas fiscales, le robaba tiempo en tareas no relacionadas a la contabilidad y la estrategia fiscal como el revisar pólizas o seguimientos interminables a la aplicación administrativa de movimientos en la empresa.

Hoy, la labor del contador gracias a las tecnologías de automatización de la factura electrónica es mucho más estratégica, su visión como profesional es notoria y aporta valor a su empresa, tomando decisiones, creando estrategias y sobre todo un entorno mucho más eficiente tanto contable, financiero y fiscal.